martes, 13 de abril de 2010

El Saber Desconocido


El Saber Desconocido
— Anton Szandor LaVey —


Pese a otros intentos de identificar un número con Satán, ha de saberse que Nueve es Su número. Nueve es el Número del Ego, ya que siempre vuelve a sí mismo. No importa lo que se haga a través de las más complejas multiplicaciones de Nueve por cualquier otro número, al final la ecuación del resultado siempre será Nueve.

Las verdaderas edades de los tiempos son semejantes al Nueve, con todos sus ciclos obedientes a su Ley. Todos los asuntos de naturaleza terrestre pueden ser evaluados por la resolución infalible del Nueve y su progenie. La acción y reacción relativas a las necesidades tribales del hombre están contenidas en períodos de nueve años: el total de ambos (dieciocho años) se le llama un Trabajo (working en el texto original —Nota del Traductor). Al principio y final de cada Trabajo se les llama Años de Trabajo y el punto intermedio entre ambos, es decir, el año Noveno, marca un cenit en la intensidad del Trabajo que se esté llevando a cabo.

Nueve Trabajos de dieciocho años equivalen a una Era (162 años). Nueve Eras equivalen a una Edad (1,458 años) que ha sido erróneamente denominada milenio. Nueve Edades equivalen a una Época (13,122 años).

Cada Edad (1,458 años) va alternando de Fuego a Hielo, cada cual se diferencia en los medios por los cuales el Control presenta su dictado. Durante la Edad de Hielo, al hombre se le enseña a refrenar su orgullo y alejarse de sí mismo; sólo así será bueno. Durante una Edad de Fuego, al hombre se le enseña a complacerse y a abrir su interior y examinarse desde dentro; sólo así será bueno. Durante una Edad de Hielo, Dios está arriba. Durante una Edad de Fuego, Dios está abajo. A lo largo de cada Edad, grandes hechos ocurren cada dieciocho años, ya que el Control debe mantener un ciclo de acción y reacción en el interior de un ciclo mayor de Fuego y Hielo.

Cada dieciocho años se lanzan mensajes portentosos y siniestros y se actúa acorde con éstos durante los dieciocho años siguientes, al final de los cuales aparece una nueva declaración. La Edad del Hielo de la que surgimos recientemente comenzó en el año 508 "A.D". Tal como el Cenit de pasión para lo que ha inspirado cada Trabajo ocurre a medio camino entre los Años del Trabajo, así mismo el punto de mayor intensidad de una Edad ocurrre en la mitad de su recorrido. Así, por el año 1237 "A.D". el fervor del hombre había alcanzado su cúspide en cuanto a lo que representó la última Edad de Hielo. Tal Edad acabó en 1966 y nació la nueva Edad de Fuego.

El siglo veinte nos ha preparado para el futuro y la llegada de la Edad de Fuego fue bien anunciada en los últimos años de Trabajo de la Edad de Hielo. Los pueblos de la Tierra se han conmocionado por los vehículos de 1894, 1912, 1930 y 1948 y la comunicación ha sido bien forjada. La Nueva Edad Satánica nació en 1966 y éste es el porqué fue construida Su Iglesia.

Todo Satanista, de una u otra forma, practica la magia. La Biblia Satánica estipula dos tipos de magia, la Magia Mayor y la Magia Menor. Cada una de ellas se halla a lados opuestosdel espectro, pero están enlazadas inseparablemente la una a la otra.

La Magia Mayor o Magia Ritual, incluye la utilización de psicodramas y clímax emocional para provocar "el cambio, según la propia voluntad, de eventos o situaciones que, de otra manera, serían inmodificables." La Biblia Satánica explica los principios relacionados con la práctica de la Magia Mayor. Otro aspecto de la Magia Mayor —Magia Ceremonial— es un proceso en el cual se utilizan cierto tipo de psicodrmas con el fin de purgarse a uno mismo dedogmas del pasado, ritos de inciación o bien para insuflar poder en un grupo de individuos. En esta categoría se incluyen la mayoría de rituales en grupo. En los Rituales Satánicos, las Ceremonias Mágicas y los Rituales en grupo pueden tener numerosoas variantes.

En el otro extremo hallamos la Magia Menor. Los aspectos de la Magia Menor no están del todo explicados en las páginas de La Biblia Satánica. Si bien se habla un poco de la importancia de la apariencia, la mirada y de ciertos olores, el ser un mago competente en este campo requiere mucha práctica y hay mucho que aprender. La psicología cotidiana y los modales al hablar son aspectos muy importantes y aunque puedan tomarse apuntes de varios libros para este tipo de magia, la mejor fuente no sólo para aprenderla, sino para practicarla, es la vida diaria. Si te limitas a leer y leer, convirtiéndote en un archivo andante de este tipo de conocimiento, no llegarás muy lejos en la práctica de la Magia Menor; debes utilizar lo que estudies y aprendas, mientras más lo utilices, lograrás habilidad y experiencia.

Había dicho que los dos tipos de magia están relacionados. Mientras más hábil sea uno en la práctica de la Magia Menor, tendrá más resultados en la práctica de la Magia Mayor. Mientras más poder tenga un individuo por ser capaz de manipular hábilmente a las personas, más receptivas se vuelven éstas para hacer realidad los deseos de aquél.

La Magia Mayor es importante para mantener la mente estable durante las operaciones mágicas. Los fuertes deseos que se hallan en los puntos más recónditos de la conciencia y que suelen aflorar en los momentos más inoportunos, son la ruina de una vida satisfactoria. Lo que nos posibilita la Magia Mayor es ser capaces de mantener la mente despejada. No todo el mundo tiene la necesidad de ritualizar constantemente, ya sea mensual, semanal o incluso diariamente. Pero quienes sí lo necesiten, sean honestos con ustedes mismos y asuman sus necesidades. Si alguien piensa que está ritualizando más de lo necesario, puede deberse a que no ha sabido utilizar toda la energía necesaria para entregarse completamente en un ritual. Recuerden, lo que importa es la calidad, no la cantidad.

No se decepcionen si no tienen resultados inmediatos, mantengan los ojos bien abiertos, ya que los eventos mágicos no suelen ser evidentes; pueden manifestarse con resultados muy sutiles pero definitivamente favorables. El descargar los deseos asfixiantes y los pensamientos obsesivos es tan importante como lograr lo que se quería con el ritual. Si pareciera que no hay resultados, habrá que experimentar con otras técnicas, crear nuevos psicodramas, hasta encontrar lo que dé mejores resultados.

En sus dos formas, la Magia no sólo es una forma de nuestra religión —es una forma de vida. Para obtener resultados, es necesario que exista un equilibrio entre ambas formas de Magia. Puede que para construir una fuerte base psicológica sea necesario utilizar al principio la Magia Mayor. Ésta se hace menos necesaria a medida que se avanza, ya que la Magia Menor suele obtener la satisfacción inmediata de los deseos y es la base de una vida productiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

666 -FOXNOTDEAD- 666

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

666 foxnotdead 666